Seguidores

domingo, 30 de octubre de 2011

Entrevista echa por mi a mi misma.

¿Cómo estás?
Cansada.
¿Qué es esto?
Un intento fallido de blog.
¿Por qué estoy leyendo esto?
Eres un perturbado mental.
¿Vas de guay, verdad?
No me pegues.
¿Cómo te llamas?
Como a ti te apetezca, bandido.
¿Edad?
Menor, no te atrevas a hacerme nada.
¿De dónde eres?
Barcelona.
¿A que te dedicas?
ESO
¿Algo que te guste?
Reír, hacer reír a los demás, dormir, la noche, hacer el imbécil sin importarme lo que digan los demás...
¿Algo que odies?
A ti, el fútbol por la radio, la regla, estudiar, los señores dentistas, hablar en público...
Recomienda alguna serie:
Los hombres de Paco, Friends, Malviviendo...
¿Algún chiste que te guste en especial?
¿Como se dice en swahili que el marisco en mal estado mato a la abuela? Gamba chunga tumba yaya.
¿No crees que es bastante triste entrevistarse a uno mismo?
En efecto.
¿Quieres decir tus ultimas palabras antes de irte?
Me llamo Ralph.
Hasta luego.
Adiós.

lunes, 24 de octubre de 2011

Cosa grande y marrón.

La gente cada día pierde algo. Normalmente son cosas pequeñas y sin importancia, que pasan desapercibidas.
Desde mi punto de vista perder a alguien es lo peor que te puede pasar y no necesariamente por que se haya muerto. La gente poco a poco se va alejando, es ley de vida, y esa es una de las cosas que más me entristecen.

Puede que se alejen porque se a perdido la comunicación o la confianza, porque ya no hay más temas de los que hablar, porque ya no le encuentras interés o porque haya ocurrido algún echo desagradable que te haya obligado a alejarte por un tiempo.

A mi últimamente me esta pasando algo similar. Con una de esas personas a las que le tienes muchísimo cariño y que es vital para ti hablar con ellas cada día a cada momento. La razón es que me a encontrado una especie de ‘‘sustituta’’ (puede parecer que lo digo con rencor, y es cierto). No me parece mal que conozca a otras chicas, para nada, pero me jode que la prefiera a ella antes que a mi, que sea más feliz con ella que conmigo, que solo sienta la necesidad de hablar con ella. Sí señores, son celos. Pero lo que me da más miedo es que nos alejemos y perdamos la comunicación y que dentro de unos años a penas nos acordemos el uno del otro.

Hace pocos días me derrumbe (puede que la regla ayudara). Lloraba por cada cosa que me decían, no lo podía evitar. Lo peor, es que odio llorar delante de los demás. No me gusta que me vean como una persona débil, no me gusta que sientan pena por mi, ni que me pregunten a cada momento que es lo que me pasa y no saberlo explicar. 

Cambiemos de tema.

Hola, hace un tiempo deprimente, sigo con la regla y lo voy a suspender todo.

NO SALIMOS DE LA DEPRESIÓN.

PD: Tengo un seguidor menos...

Conclusión: Suicidio.

sábado, 1 de octubre de 2011

Gambas vs. Niñapequeñasincontrolenundiadesol

Y volvemos de nuevo al dilema principal de mi blog. ¿Como empezar una entrada? vamos, yo me he pasado por cantidad de blogs y lo hacen con una clase y con un porte despampanante. Claro que yo, soy la excepción de la regla. Anda mira sin quererlo ni beberlo (llegue a ser el chuleta de un barrio llamado Bel Air, yeah!) he escrito el comienzo de una entrada, je (eso es lo que pretendía).

Hace ya algunos días que estoy chunga de la barriga y para colmo estoy llena de mocos y con un dolor de cabeza insoportable. Esto es una mala justificación de mi ausencia. En verdad, nadie me ha echado de menos :) (sonrisa falsa, la típica que haces en las fotos de familia).

Em, respecto a la entrada anterior bueno solo me hicieron una pregunta y eso es a lo que voy, a contestarla y tal. Por cierto, espero ansiosa a mi seguidor 125, coño. ¡Que el video es una maravilla, joder!

me cuentas ese trauma que tuviste con los calamares y así... ?

No creo que nadie este muy enterado, vamos, que nadie. Pero odio el marisco y ya puestos el pez también.
Aunque con el pez no tuve un trauma ni nada raro, bueno si, el pez que nos daban en la escuela era un autentico temor para los niños, había espinas enormes por todos lados. En ese comedor solo se oían los llantos de niños atemorizados.. 

En verdad con los calamares nunca he tenido un gran trauma, es simplemente que me costaba desmesuradamente cortarlos con los dientes. El trauma real viene con las gambas.

Mis padres cuando solo era una niñita inocente que vivía en la ignorancia me ofrecieron un plato de gambas y se fueron dejandome sola frente a ese plato descomunal. O sea, imagina la escena, yo lo único que veía eran un montón de bichos naranjas con los ojos sobresalientes. 
Conclusión me metí la gamba en la boca sin pelar ni ná. Inolvidable.

Aquí os dejo un video de más o menos lo que paso. Jé.


PD: Buena peli.