Seguidores

sábado, 1 de octubre de 2011

Gambas vs. Niñapequeñasincontrolenundiadesol

Y volvemos de nuevo al dilema principal de mi blog. ¿Como empezar una entrada? vamos, yo me he pasado por cantidad de blogs y lo hacen con una clase y con un porte despampanante. Claro que yo, soy la excepción de la regla. Anda mira sin quererlo ni beberlo (llegue a ser el chuleta de un barrio llamado Bel Air, yeah!) he escrito el comienzo de una entrada, je (eso es lo que pretendía).

Hace ya algunos días que estoy chunga de la barriga y para colmo estoy llena de mocos y con un dolor de cabeza insoportable. Esto es una mala justificación de mi ausencia. En verdad, nadie me ha echado de menos :) (sonrisa falsa, la típica que haces en las fotos de familia).

Em, respecto a la entrada anterior bueno solo me hicieron una pregunta y eso es a lo que voy, a contestarla y tal. Por cierto, espero ansiosa a mi seguidor 125, coño. ¡Que el video es una maravilla, joder!

me cuentas ese trauma que tuviste con los calamares y así... ?

No creo que nadie este muy enterado, vamos, que nadie. Pero odio el marisco y ya puestos el pez también.
Aunque con el pez no tuve un trauma ni nada raro, bueno si, el pez que nos daban en la escuela era un autentico temor para los niños, había espinas enormes por todos lados. En ese comedor solo se oían los llantos de niños atemorizados.. 

En verdad con los calamares nunca he tenido un gran trauma, es simplemente que me costaba desmesuradamente cortarlos con los dientes. El trauma real viene con las gambas.

Mis padres cuando solo era una niñita inocente que vivía en la ignorancia me ofrecieron un plato de gambas y se fueron dejandome sola frente a ese plato descomunal. O sea, imagina la escena, yo lo único que veía eran un montón de bichos naranjas con los ojos sobresalientes. 
Conclusión me metí la gamba en la boca sin pelar ni ná. Inolvidable.

Aquí os dejo un video de más o menos lo que paso. Jé.


PD: Buena peli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario